Aquellos que han invertido en propiedades en la Riviera Maya saben que el ROI no deja de crecer año con año. Es suficiente con leer los periódicos para entender por qué: el desarrollo y crecimiento es constante en bienes raíces, aunado a las inversiones millonarias que ha hecho el gobierno mexicano en el sureste del país han posicionado a Tulum como uno de los mejores mercados para invertir en propiedades.

Frente a un mercado fuerte y de creciente plusvalía, la pregunta no es si se debe invertir o no, sino ¿cómo y en qué hacerlo? ¿Un departamento o una casa? ¿Qué tal un cuarto de hotel? Aquí te contamos de tus opciones con sus respectivas ventajas y desventajas.

Imagina una casa en Tulum: un refugio entre selva y mar, y tu espacio preferido para escapar de la rutina en la ciudad. Lamentablemente, el mercado en Tulum no se perfila a la compra de casas.

De acuerdo al informe inmobiliario de uno consulting, la gran parte de los proyectos en Tulum son de apartamentos de lujo. Para poner las cosas en perspectiva, sólo 4.5% de los desarrollos son horizontales, dejando más del 90% de la oferta inmobiliaria en Tulum perfilada a invertir en departamentos.

La ventaja principal de invertir en un departamento radica principalmente en una característica y esta es, que puedes disfrutar y gozar de tu estancia en él y alternarlo para obtener muchos beneficios a través de rentas vacacionales, mientras no lo utilices. Este punto se vuelve especialmente importante en Tulum, donde la renta de un departamento sencillo para dos personas se eleva hasta los 280 dólares por noche en temporada vacacional. Además, como el mercado inmobiliario en Tulum está concentrado en inversiones de lujo, las amenidades y extras de los desarrollos garantizan su plusvalía. Por otro lado, hay compañías como AMIK Luxury Condos que se dedica a llevar al siguiente nivel las experiencias de tus futuros huéspedes, gracias a su amplia experiencia en la administración de condo- hoteles, que les precede.